Ir a contenido

Colabora:

LUCHA CONTRA LA CONTAMINACIÓN

La metrópolis, una zona de bajas emisiones

A partir del 1 de diciembre se restringirá la circulación de los vehículos más contaminantes durante un episodio de polución

Anna Rocasalva

periodico

mapaambcastella
mapaambcatala

/

El pasado 13 de noviembre, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), junto con el ayuntamiento de la capital catalana, iniciaron la campaña informativa “Els mals fums aquí no hi entren”, para explicar el funcionamiento de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en el ámbito de las Rondas de Barcelona. Se trata de informar sobre una de las medidas clave para luchar contra la contaminación atmosférica y mejorar la calidad del aire de la metrópolis impulsada por el AMB.

«A partir del 1 de diciembre de 2017, durante un episodio de contaminación, los vehículos que no dispongan de la etiqueta ambiental de la DGT no podrán circular por la Zona de Bajas Emisiones (ZBE)», explica el Director de Servicios de Movilidad Sostenible del AMB, Carles Conill. Asimismo, esta medida será permanente a partir de 2020. «Esto nos equipara a otras metrópolis europeas en la lucha contra la contaminación como Berlín, París o Milán», agrega Marc Iglesias, responsable de Proyectos de Movilidad Sostenible.

EPISODIO AMBIENTAL

Barcelona y su área metropolitana registran unos elevados niveles de contaminación por encima de los recomendados por la OMS y la Unión Europea. Estos resultan extremadamente nocivos para la salud de las personas y provocan 3.000 muertes anuales en la metrópolis. La puesta en marcha de la campaña coincide con el informe de salud pública del ayuntamiento de Barcelona que advierte que el cáncer de pulmón ya es la primera causa de muerte en las mujeres, «y la causa de esta mortalidad es, después del tabaco, la contaminación atmosférica», advierte Iglesias.

El origen principal de esta elevada polución es el tránsito de vehículos. «En Barcelona se producen unos dos picos de contaminación al año», comenta Conill. Pero los registros diarios de partículas y gases contaminantes, los llamados PM10 y NO2, se mantienen elevados produciendo un aire perjudicial para la salud.

La prioridad: Establecer un perímetro para mejorar la calidad del aire de la metrópolis

Si la Generalitat declara un episodio de contaminación, las restricciones de tránsito se establecerán el día siguiente, entre las siete de la mañana y las ocho de la tarde de los días laborables posteriores a la declaración del episodio hasta la finalización del mismo. «La Generalitat sólo declarará un episodio cuando la contaminación supere un baremo establecido que obligue a tomar medidas - matiza el Director de Servicios de Movilidad Sostenible del AMB - En ese momento, las administraciones locales y el AMB establecerán las restricciones en un perímetro delimitado».

EL PERÍMETRO

La Zona de Bajas Emisiones donde se establecerán las restricciones incluye Barcelona - excepto la Zona Franca, el barrio de Vallvidrera, el Tibidabo y Les Planes -; casi la totalidad del municipio de L’Hospitalet de Llobregat; las áreas de Cornellà y Esplugues que se encuentran en el interior de las Rondas; y parte del municipio de Sant Adrià del Besòs. El objetivo final es que en el año 2025 toda el área metropolitana de Barcelona sea una zona de bajas emisiones.

Toda la ZBE ya se está marcando con vallas digitales y señales informativas que indican con antelación que los conductores están entrando en un perímetro de bajas emisiones. También se colocará esta señalización en centros comerciales y gasolineras. No obstante, los usuarios de los vehículos contaminantes podrán cruzar la metrópolis a través de las Rondas, «lo que no podrán es entrar dentro de los municipios que conforman el perímetro, es decir, no podrán salir de la autopista», aclara responsable de Proyectos de Movilidad Sostenible.

LOS VEHÍCULOS

A partir del 1 de diciembre, durante una situación de episodio de contaminación, los turismos que no dispongan de la etiqueta ambiental de la DGT (Zero, Eco, C y B), no podrán circular por la Zona de Bajas emisiones. «Calculamos que entre un 14 y un 16% de todos los vehículos que circulan habitualmente por el territorio metropolitano no tienen derecho a la etiqueta ambiental», explica Conill. Concretamente, los vehículos afectados por esta restricción son los turismos de gasolina anteriores al 2000 (anteriores EURO3) y los diésel anteriores al 2006 (anteriores EURO4). 

Objetivo: Restringir el acceso al interior de las Rondas durante los episodios de contaminación

Durante el próximo invierno y primavera se hace una exención temporal a las furgonetas y sólo se restringirá el tráfico a las anteriores a EURO1 (previas a 1997). «Se ha establecido de esta forma gradual para dar más margen al sector de la distribución y no comprometer la actividad económica», aclara Carles Conill. Igualmente, durante este período y en caso de episodio, podrán circular todas las motos. Aunque las excepciones en el caso de las furgonetas y las motos son temporales. Los vehículos de emergencias, vehículos de personas con movilidad reducida y servicios esenciales podrán circular independientemente de su etiqueta de la DGT. 

0 Comentarios
cargando