Ir a contenido

Calendario benéfico

Los policías de Terrassa se rapan en solidaridad a los niños con cáncer

Un total de 24 agentes se cortan el pelo en una campaña para un nuevo centro promovido por Sant Joan de Déu

dgjhudfxgaqu335

Los policías de Terrassa participan en la campaña solidaria #paralosvalientes. / Policias X Valientes (Twitter)

Una docena de niños con cáncer han rapado la cabeza a 24 agentes de la Policía Municipal de Terrassa, que aparecerán, sin pelo, en un calendario solidario por la lucha con el cáncer infantil. El proyecto lleva por lema "Ponte en su cabeza", e incluye en la página de cada mes la fotografía de dos agentes que han accedido a pelarse al cero, acompañados de uno de los niños enfermos.

Las instantáneas se han tomado en sitios emblemáticos de Terrassa, como el salón de plenos del ayuntamiento o el Museu de la Ciència i de la Tècnica, pero también en otros lugares no tan identificables, como una peluquería o una iglesia de la ciudad.

El cuerpo policial ha querido que la gente se ponga en la piel de los niños que sufren cáncer infantil y de sus familias. "Quedarse sin pelo es una de las consecuencias más visibles del tratamiento oncológico", dice uno de los agentes, Toni Villar. Los impulsores del calendario quieren que la campaña se extienda a toda España y, para ello, seguramente editarán la publicación en catalán, castellano, vasco y gallego.

La recaudación de la venta de los calendarios irá destinada al Hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona para la construcción del nuevo Pediatric Cancer Center, que será uno de los más avanzados del mundo y que ya ha recibido el apoyo del Barça y Lionel Messi.

Una "rapada popular" en contra del cáncer

Los impulsores de la iniciativa han organizado una "rapada popular" en la plaza Vella de Terrassa el 18 de septiembre para que, quienes lo deseen, se puedan rapar la cabeza en solidaridad con los niños enfermos.

El año pasado, la Policía Municipal de Terrassa ya realizó un calendario solidario con asociaciones de la localidad catalana que trabajan con niños afectados por diversas patologías infantiles. En aquella ocasión vendió 936 ejemplares con los que recaudó más de 4.600 euros. El calendario de este año se venderá a 5 euros y se prevé hacer una primera impresión de 3.000 ejemplares, con la previsión de que, si se consolida el éxito de la campaña, se impriman más calendarios.

0 Comentarios