Ir a contenido

Patrocina:

Efectos de la crisis

El 16% del capital industrial español está en "empresas zombi"

Las firmas inviables pero de cierre costoso se han incrementado en España

Eduardo López Alonso

Satoshi Tsunakawa, presidente de Toshiba, este 14 de marzo del 2017.

Satoshi Tsunakawa, presidente de Toshiba. / KAZUHIRO NOGI (AFP)

El 16 % del capital industrial de España se encuentra atrapado en compañías que no pueden cerrar debido a su baja liquidez. Este porcentaje se duplicó entre el 2007 y el 2013, según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dado a conocer este miércoles. Solo Grecia e Italia, con el 28 y el 19%, respectivamente, aventajan a España en peso de las conocidas también como 'empresas zombi'.

Las 'empresas zombi' son entidades deficitarias o insolventes que normalmente estarían abocadas al cierre, pero siguen operando debido a la clemencia de los acreedores. En el contexto empresarial internacional se ha ejemplificado la situación con la pasada por la multinacional Toshiba, tras una apuesta por la energía nuclear en EEUU y un escándalo contable que le llevaron a una situación próxima a la quiebra. Los recursos financieros destinados a empresas incapaces de devolver su deuda se restan a otras firmas que podrían aprovechar esos préstamos para incrementar su actividad y productividad.  

Recesión económica

Según relata el informe, presentado en la sede del centro de estudios económico Bruegel en Bruselas, esta problemática de las 'empresas zombi' se acrecentó a nivel mundial a raíz de la recesión económica y sus efectos son mayores cuando hay "un diseño inapropiado de los regímenes de insolvencia".

En el caso español, la OCDE pone el acento sobre el coste que asumen los emprendedores que fracasan, una variable que, de reducirse, podría reducir hasta en un 10% la cantidad de capital atrapado en 'empresas zombi'.

Estimaciones

El informe señala a España como el segundo país con más margen de mejora en este sentido, aunque también recoge que una relajación en las barreras impuestas a la reestructuración empresarial llevaría a una situación peor. El Gobierno español reformó estos dos aspectos entre el 2010 y el 2016, el periodo que se analiza en el documento, pero la modificación se considera "insuficiente" por parte de la OCDE y se estima que el impacto sobre el capital atrapado en compañías sin liquidez no alcanza ni la mitad de sus estimaciones. 

Endeudamiento

Las 'empresas zombi' suelen llegar a este estado de casi insolvencia cuando, ante la reducción o la ausencia de beneficios, comienzan a endeudarse para poder asumir los salarios de sus trabajadores y los pagos a proveedores. Ante la imposibilidad de volver a conseguir liquidez, el capital aportado por los acreedores se queda atrapado en empresas que no tienen capacidad real para devolverlo, situación que se produce "porque los bajos tipos de interés posibilitan que la banca apueste por la resurrección de empresas".

El informe señala que el incremento de los recursos destinados a 'empresas zombi' es proporcional al descenso en la productividad de las compañías 'no zombis', una tendencia que, si bien fue agravada a raíz de la crisis, existe desde el 2003.

La solución

La solución para estas empresas con problemas de liquidez aparentemente insalvables pasa por el ajuste de sus estructuras de plantilla, y especialmente directivas, a las necesidades del mercado en el que compiten, además de la diversificación de sus fuentes de financiación para no depender exclusivamente de los bancos. La capacidad para devolver la deuda comprometida es vital para la supervivencia, pero en ocasiones los compromisos institucionales o sistemicos (para evitar el efecto 'bola de nieve') son también clave para reconducir la situación. 

Trabajadores

Otro de los problemas que destaca la OCDE es la dificultad de los trabajadores de estas empresas sin liquidez para encontrar un nuevo empleo. Mientras que el 70% de los empleados que salen de estas firmas encuentran un empleo en un año en países como Suiza o Dinamarca, esta cifra es de tan solo el 50% en Grecia y España.

Dependencia

La OCDE también explica que las 'empresas zombi' se suelen asociar con "bancos débiles" y llama a diversificar las fuentes de financiación corporativa para no depender exclusivamente de la banca.

0 Comentarios
cargando