Ir a contenido

Abertis pasará a controlar más del 90% de Hispasat

El grupo compra a Eutelsat el 33,69% de la firma de satélites por 302 millones

La operación fuerza al Gobierno a pronunciarse sobre la opa de Atlantia sobre el grupo español

Agustí Sala

El consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés.

El consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés. / RICARD CUGAT

En plena oferta de compra (opa) de la italiana AtlantiaAbertis ha cerrado un acuerdo que le permitirá controlar más del 90% de Hispasat. En concreto el 90,74%. El grupo cuyo consejero delegado y vicepresidente ejecutivo es Francisco Reynés, ha acordado con Eutelsat la adquisición del 33,69% del capital que esta tiene en Hispasat por 302 millones de euros.

Esta operación está sujeta a la aprobación del Consejo de Ministros, ya que el Estado es el otro accionista de referencia de esta firma de satélites y tiene poder de decisión por tratarse de una compañía estratégica. El Gobierno, que posee el 9,6% del capital, ya avisó que tendrá la última palabra sobre Hispasat si se consuma la opa de Atlantia sobre Abertis.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) tiene el 7,41% y el resto es del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI). Por tratarse de un activo estratégico, cualquier cambio en el accionariado u otras iniciativas de carácter estratégico tienen que ser aprobadas por el Gobierno, que tiene poder de vetar las operaciones y además designa a su presidente. Desde el 2012, ocupa ese cargo Elena Pisonero.

Hispasat es líder en la distribución de contenido en español y portugués. La compañía distribuye a través de su potente flota de satélites más de 1.250 canales de televisión y radio y es un motor clave de la industria aeroespacial española.

El Gobierno recordó esta semana que la oferta de Atlantia tendría que ser analizada por el Ejecutivo español no solo porque una empresa italiana pasará a controlar concesiones de autopistas en España, sino para valorar que una firma foránea se haga con el control de los satélites que prestan servicio a más de 30 millones de personas.

La concentración de acciones por parte de Abertis aumenta la presión sobre esta cuestión y empuja cada vez más al Gobierno de Mariano Rajoy a pronunciarse sobre esta transacción. Hace una década, ya se frustró la fusión de Abertis con la italiana Atlantia, que entonces se llamaba Autostrade, por el veto del Gobierno de Roma. Con el reforzamiento de Abertis en Hispasat, el Gobierno español gana protagonismo en la operación, ya que deberá pronunciarse de forma oficial sobre la misma.

OCHO SATÉLITES OPERATIVOS

La compañía tiene seis posiciones orbitales y ocho satélites operativos y generó 229 millones de ingresos y un resultado de explotación de 175 millones el año pasado. Durante el ejercicio actual ha aumentado su flota con el lanzamiento de un satélite y tiene programados dos nuevos lanzamientos más.

REFORZAMIENTO FRENTE A LA OPA

Este nuevo paso de Abertis se interpreta como un refuerzo de cara a la opa de Atlantia, dominada por la familia Benetton. Desde que se conocieron las intenciones del grupo italiano que la firma española no ha dejado de ampliar su presencia en algunas de sus filiales más importantes, como es el caso de la de FranciaSanef, o la de ItaliaA4 Holding.

Todo ello, además, reduce cada vez más el peso del negocio español de la compañía, que casi será testimonial cuando venzan las concesiones de la AP-7 y AP-2, sus dos principales activos en España, entre el 2019 y el 2021. El Gobierno ha insistido en que no renovará concesiones de autopistas y el presidente Abertis, Salvador Alemanyafirmó que no esperaba que eso se produjera.

Tanto Abertis como su principal accionista, Criteria, la sociedad de participadas industriales de La Caixa, ha recibido con cierta frialdad el precio de la opa de Atlantia, de 16,5 euros por acción. El valor de la operación lanzada por Atlantia es de 16.341 millones de euros por el total del capital de Abertis. Criteria afirmó que estudiará "con detenimiento y sin prisas" la oferta, que calificó de "no solicitada". La sociedad se dio un plazo de hasta cuatro semanas para emitir una opinión sobre la misma.  

La oferta prevé la posibilidad para los accionistas de Abertis de una contraprestación en efectivo de los 16,5 euros por acción, pero también podrán elegir la opción de un canje que prevé que por cada título de la empresa española se entreguen 0,697 acciones especiales de la nueva emisión, partiendo de la base de un valor por acciones de 24,20 euros. La contraprestación en acciones especiales se puede realizar hasta por un máximo de 230 millones, un 23,2 % del total de la oferta. Uno de los objetivos de Atlantia al crear un gigante con Abertis sería reducir el peso de su negocio de autopistas en Italia.

Temas: Abertis Empresas

0 Comentarios