Ir a contenido

SEGÚN LA OCU

La mejor crema antiarrugas cuesta ¡3 euros!

Un análisis de 14 cosméticos revela que un producto de marca blanca es más eficaz que otros 30 veces más caros

LAURA ESTIRADO / Barcelona

¿Realmente sirven de algo las cremas antiarrugas? ¿Es cierto que a más precio mayor eficacia? La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio que viene a desmentir los mitos que millones de usuarias de cosméticos tenían grabados a fuego.  Y es que, según el análisis en laboratorio de 14 marcas distintas de cremas faciales antiarrugas -para todo tipo de pieles, incluidas marcas blancas, de alta gama de perfumería, de parafarmacia, con precios que oscilan entre los 2,99 euros y los 113-, la marca más barata es la más eficaz.

Atención consumidoras, anoten, la ganadora del 'ranking' se llama Cien Crema de Día Q10, y ha sacado una valoración de 64 sobre 100. Su precio, menos de 3 euros y se vende en los supermercados de la cadena Lidl. Le sigue, con 61 puntos, Eucerin Hyaluron Filler Pieles normales a mixtas (unos 39 euros). La más barata, por ejemplo, le saca 14 puntos a una de Lancôme, que es 30 veces más cara.

El análisis se ha llevado a cabo en un laboratorio, con 14 productos distintos que han probado un total de 995 usuarias en condiciones controladas frente a una crema estándar y se han medido sus efectos tras un mes de uso. Las mediciones, con aparatos y análisis de imágenes para ver los cambios en profundidad de las arrugas o la hidratación, se hicieron el día cero, antes de usar las cremas, y cuatro semanas después.

Muchas promesas

Por regla general las antiarrugas no funcionan, "prometen más de lo que hacen", sostiene la OCU, ya que la mejor valorada solo obtiene un bien de nota media. Casi todas hidratan, algo básico para mejorar el aspecto de las arrugas y el cutis.

Peor nota sacan los 'ingredientes mágicos' (alfa hidroxiácidos, el retinos, la coenzima Q10...), que no llegan a estar en las concentraciones necesarias para surtir efecto.

"Los resultados, decepcionantes en casi todos los casos. En sus publicidades y envases dicen y prometen más de lo que son capaces de cumplir. No eliminan arrugas, apenas las reducen", afirma la OCU.

Las cremas más caras son las que se distribuyen en las secciones de alta perfumería. Por tanto, salvo que se valore mucho el trato y el asesoramiento que ofrecen, OCU advierte de que "se ahorrará mucho dinero si se eligen otras marcas que no se venden por este canal".

La OCU confirma que todas las marcas analizadas cumplen la ley de etiquetado, "sin embargo, sorprende la literatura que acompaña a estos productos llena de promesas y reclamos que no están apoyados en evidencias científicas rigurosas", subraya la organización, que incluye un comparador de marcas en su página web.

0 Comentarios