Ir a contenido

PROYECCIÓN EN 3D

La Mercè revela el ADN de los vikingos

La película 'Islandia en 360º' relata la investigación médica sobre la peculiaridad genética de los habitantes de esta isla remota

la proyección se hace en una semiesfera en el paseo de Lluís Companys donde el público se estira con cojines en el suelo

Cristina Savall / Barcelona

zentauroepp40228434 merce islandia170922180335

Proyección de Islandia en 360º al lado del Arc del Triomf en las fiestas de la Mercè. / ADRIANA DOMÍNGUEZ

¿Estirarte sobre una alfombra verde justo al lado del Arc de Triomf y emprender un viaje virtual a Islandia en medio del barullo de las fiestas de la Mercè ? Sí, es posible, y además con la cabeza apoyada en un cojín y junto a otras 200 personas. Reikiavik, la capital de este país volcánico de impresionantes glaciares y de auroras boreales, es este año la ciudad invitada de la gran fiesta de Barcelona.

Por este motivo, Amgen, empresa farmacéutica biotecnológica con sede en Barcelona, ha montado una estructura semiesférica de 17 metros de diámetro en la zona peatonal del paseo de Lluís Companys, ganado este año para la fiesta, para proyectar en sesiones continuas el cortometraje 'Islandia en 360º', que forma parte del programa de la Mercè. La instalación inmersiva de gran formato logra un efecto de proyección en 3D para relatar cómo esta isla nórdica, entre los mares de Groenlandia y de Noruega y el Atlántico Norte, se ha convertido en el gran laboratorio de la investigación de la genética humana. 

Fotograma de 'Islandia en 360º' / ADRIANA DOMÍNGUEZ

Julio Verne situó en esta isla la puerta de entrada al mundo subterráneo en su 'Viaje al centro de la Tierra', la serie 'Juego de Tronos' rueda allí sus momentos más glaciales y James Bond emprendió en 'Muere otro día' una frenética carrera sobre el hielo con su Aston Martin Vanquish sobre lago de Jökulsárlón. 'Islandia 360º' es espectular por sus imágenes pero su contenido es puramente didáctico.

José Motellón, director médico de Amgen en España y en Portugal, asegura que el registro minucioso de la genealogía islandesa se remonta a siglos atrás, a veces hasta los 400 primeros colonos del siglo IX que procedían de 40 familias vikingas, que han conservado su documentación un milenio en libros de registros de nacimientos, bodas, muertes y enfermedades.

"El aislamiento geográfico y las duras condiciones climatológicas han conllevado que esta isla no haya vivido migraciones significativas a lo largo de su historia. En consecuencia las características genéticas de sus habitantes han sufrido pocas alteraciones y eso lo convierte en un país especial, único en el mundo", señala el directivo de Amgen, que en el 2012 adquirió las acciones de Decode Genetics, compañía islandesa que logró el registro genealógico de este país, inclusive los historiales clínicos de todos aquellos que dieron su permiso.

El gran árbol geneológico

"Unos 150.000 habitantes han donado su sangre para la secuenciación del genoma, investigar las alteraciones genéticas e identificar las mutaciones que nos pueden proteger contra enfermedades graves, como el cáncer, el alzhéimer y cardiopatías y cuáles nos pueden predisponer a padecerlas. Es un árbol geneológico enorme de una población abierta a los avances científicos", considera Motellón.  

El mapa genético humano más detallado del mundo llega en relato cinematográfico a Barcelona justo un mes depués de que Estados Unidos haya aprobado su primera terapia génica contra el cáncer con un nuevo tratamiento eficaz en enfermos con leucemia. Ya hace 20 años que los científicos identificaron en el ADN de los islandeses más de 20 millones de variantes genéticas que aportan datos esenciales para comprender mejor la base de muchas enfermedades. "Gracias a estos estudios hemos desarrolado un fármaco para tratar el colesterol alto, que puede derivar en ataques cardiacos", informa.

Un problema ético 

Decode se comprometió con el Parlamento islandés a mantener el anonimato de las personas de la base de datos, por lo que no puede contactar con las que son portadoras de mutaciones que pueden generar enfermedades. "Hay familias que presentan alteraciones más frecuentes y las conocemos bien pero por una cuestión de privacidad no podemos conectar con ellas", argumenta el director médico. Esta cuestión ética provoca un encendido debate en Islandia.

0 Comentarios
cargando