No le gustó mucho

La queja de Sandra por el menú de 'First Dates': "Todo es para los Playmobil"

La comensal del dating de Cuatro aseguró que las raciones en su pueblo eran más grandes

Sandra en ’First Dates’

Sandra en ’First Dates’ / CUATRO

1
Se lee en minutos
Redacción Yotele

No todos los comensales del restaurante de 'First Dates' que no salen muy contentos con su experiencia. Este es el caso de Sandra, trabajadora de un hostal canino de La Vera (Cáceres), que llegó al local definiéndose como una mujer a la que no le gusta lo tradicional: "Hace dos años dejé la ciudad para irse a vivir en mitad del campo donde quiero montar un hostal canino".

"Estoy muy decepcionada con los hombres y tengo miedo de volver a enamorarme porque siempre que lo he hecho, lo he pasado fatal", aseguró Sandra en sus primeros minutos de su visita al restaurante de 'First Dates', desvelando posteriormente porque se había decidido a ir: "Conocer a gente y echar un kiki, que tampoco no está mal. Pero la media naranja no existe".

Minutos después, Sandra supo que iba a conocer a Aner, un panadero de 39 años y residente en Ermua (Vizcaya), que también se convirtió un experto en realities de supervivencia en la televisión autonómica vasca: "He participado en tres, dos de ellos en Colombia. Pero soy muy conocido en el País Vasco porque he ido varias veces al concurso 'Atrápame si puedes'".

Una vez sentados en la mesa que el restaurante les reservó, la verdad es que ambos se conocieron un poco más a fondo. De hecho, Sandra mostró su decepción con la ración de comida que le llevaron para cenar, opinión con la que coincidió con Aner: "Esto es muy pequeño, ¿no?".

Noticias relacionadas

"Todo el día boleando pan y aquí no me traen, ¡no puede ser! ¡Que soy panadero!", aseguró el chico de Ermua a lo largo de cena. "Qué bonito, da pena comérselo. Mira que pan, todo es para los Playmobil... En mi pueblo todas las raciones son más grandes", dijo Sandra antes de que Lidia Torrent le llevase dos bollos de pan.

En los últimos minutos de la cita, su opinión bastante similar sobre el menú no fue determinante en 'La decisión final'. Aner mostró su interés por tener una segunda cita con Sandra pero, en cambio, ella prefirió marcharse sola del restaurante de 'First Dates': "Es muchísimo más joven que yo y buscaba alguien más mayor".