25 oct 2020

Ir a contenido

CREYÓ MAL

Alberto, al pensar que cenaría en 'First dates' con un chico: "No me he hecho caquita de milagro"

El comensal del dating de Cuatro aseguró que la cabeza le había hecho un "alboroto", añadiendo que no sabía por dónde le venían

Redacciñon Yotele

Oussama y Alberto en la barra de ’First Dates’.

Oussama y Alberto en la barra de ’First Dates’. / CUATRO

El restaurante de 'First Dates' es un lugar que también abre sus puertas a personas a las que los nervios le pueden jugar malas pasadas. Este es el caso de Alberto, un empresario alicantino de 34 años al que le cambió completamente la cara al pensar sin motivos que la persona con la que iba a compartir la cena era un chico llamado Oussama, que también esperaba a la chica con la que tendría su respectivo encuentro: "Se me ha complicado la cosa".

La cabeza me ha hecho un alboroto, no sabía por dónde me venían. No me he hecho caquita de milagro", aseguró Alberto delante de la cámaras del programa presentado por Carlos Sobera antes de sentarse en la mesa y compartir cena con su cita.

Tras mantener una breve conversación a Oussama, Alberto se relajó y conoció a Susana, una camerera residente en Granada, que acudió al restaurante acompañada de su hermana. El empresario le intentó ocultar que le fue infiel a una expareja suya: "No quería decírselo porque si en el primera cita se entera de la película… y es que la chica me ha gustado, si no me hubiese gustado me hubiese dado igual decírselo".

Lo cierto es que no le contase este detalle no le gustó mucho a Susana, que se quedó intrigada después de escuchar a la narración de Alberto: "Estuvo tres años y medio con esa antigua relación y hubo un algo que a mí no me ha explicado. (...) Me ha ocultado qué paso y el error que cometió. Eso es lo que me hace no fiarme de él. Hay algo oscuro".

Esta acontencimiento tuvo mucho peso en 'La decisión final'. Después de acabar en uno de los reservados, Alberto se mostró dispuesto a tener una segunda cita fuera del restaurante de 'First Dates' con Susana pero, en cambio, ella no quiso: "Físicamente, no es lo que busco. Me gustan los chicos muy altos".