Tercera edad

La Diputación de Barcelona lanza un programa para detectar soledad no deseada en ancianos

La prueba piloto se alargará hasta el mes de noviembre y está previsto que permita acompañar a unas 250 personas mayores de 15 localidades

Manos de una mujer anciana y una joven, los dos perfiles que más sufren la soledad en Barcelona.

Manos de una mujer anciana y una joven, los dos perfiles que más sufren la soledad en Barcelona. / Archivo

2
Se lee en minutos
EFE

El Área de Igualdad y Sostenibilidad Social de la Diputación de Barcelona (DIBA) ha puesto en marcha un programa piloto para detectar y atender la soledad no deseada de personas mayores a través de visitas a domicilio a personas que viven solas para valorar su situación personal, emocional y social, e identificar necesidades. El objetivo es conocer y acompañar a las personas mayores que viven solas y que se encuentran en situación de aislamiento social o de soledad no deseada y vincularlas a recursos comunitarios a partir de un plan de trabajo individualizado y de la implicación de servicios sociales, entidades y otros agentes de la comunidad, ha explicado este lunes la corporación.

Prueba piloto

El programa piloto se ha puesto en marcha en los municipios de Igualada (Anoia), Mataró (Maresme), Viladecans (Baix Llobregat) y en los 12 pueblos de la Mancomunidad La Plana (Osona) y en septiembre también llegará a los municipios de Olivella y Canyelles (Garraf).

La iniciativa se alargará hasta el mes de noviembre y está previsto que permita acompañar a unas 250 personas mayores de estas localidades.

Procedimiento

El programa, que lleva por nombre "Nexos, atención a la soledad no deseada de las personas mayores", consiste en hacer visitas al domicilio a personas que viven solas, mayores de 65 años derivadas desde los servicios sociales básicos o de otros dispositivos, así como aquellas mayores de 75 que también viven solas y que no son usuarias de servicios sociales.

En estas visitas, profesionales del ámbito social valorarán la situación personal, emocional y social, e identificarán las necesidades, capacidades e intereses de cada persona, y la relación con su entorno, con el objetivo de elaborar un plan de acompañamiento, en coordinación con los servicios sociales municipales, y con la participación de las entidades sociales y otros agentes del entorno.

Según la última Encuesta Continua de Hogares, de 2019, en Catalunya había un total de 786.000 personas que vivían solas, de las cuales 334.000 (el 42,2 % del total) tenían 65 años o más, y la mayoría eran mujeres.

Noticias relacionadas

Aunque el hecho de vivir solo no significa que tengan un sentimiento de soledad, la Diputación ha recordado que la encuesta de Soledad y riesgo de aislamiento social en las personas mayores de La Caixa (2019) indica que el 39, 8 % de las personas de más de 65 años presentaba soledad emocional y el 29,1 % soledad social.

Más noticias de Viladecans y Mataró en las ediciones locales de EL PERIÓDICO