No se conocían hasta esta semana pero la conexión ha sido inmediata. Sandra Paños (28 años) mira a Maria Antònia Mínguez (74) con ternura de nieta mientras esta le cuenta cómo lo que empezó con un anuncio en un periódico en 1970 puede convertirse, 50 años después, en una corona europea. Maria Antonia, primera portera de la historia del Barça femenino y que levantó el primer trofeo tras ser decisiva en una tanda de penaltis en el Camp Nou, espera que la heredera de su marco sea también clave en la final de la Champions femenina en Gotemburgo.

Las manos del Barça femenino (leer noticia)