Con una actitud desafiante y enojada, supuestamente asombrado por no haber sido ya nombrado ganador pese a que el recuento continúa y Joe Biden va ligeramente por delante, Donald Trump ha acusado este miércoles a los demócratas de "robar" las presidenciales. El mensaje ha sido etiquetado rápidamente por Twitter como engañoso, algo que ocurre con frecuencia con la cuenta del presidente norteamericano. Su contenido no supone ninguna novedad. El líder republicano lleva años sembrando dudas sobre los comicios.

Trump lleva cuatro años orquestando la acusación de "fraude electoral" demócrata (leer noticia)