Ir a contenido

‘Tamaño natural’, de Luis García Berlanga, podría cartografiarse como el Everest de esta filia, pero la exposición que el Espai Brossa de Barcelona abrirá al público el próximo jueves 5 de diciembre es también, sin lugar a dudas, todo un ochomil. Un Annapurna sexual, pongamos por caso. Contar lo que ahí se exhibirá no es tan simple como parece. Lo más aconsejable es realizar un ‘flashback’ de 30 años en el tiempo, porque lo importante no es solo el destino final, ‘La sala prohibida’, que es como ha sido bautizada la muestra, sino también los avatares del viaje. Todo comienza un día de los años 80 en que el señor Equis se jubila e informa a sus parientes, señora Equis incluida, de que el desván de la casa será a partir de entonces su reino particular de puertas infranqueables para todo miembro de la familia.

Un Geppetto solo para adultos (leer noticia)