Ir a contenido

Lo más que puede hacer el conductor del camión es hacer sonar fuerte su claxon, esperando que los menores que rodean al vehículo desistan por el escándalo, o que quizá algún mehanni (policía marroquí) acuda a espantar al grupo. Y eso no suele ocurrir.

Menores marroquíes tratan de pasar a España abordando camiones (leer noticia)