Ir a contenido

Dejó reposar las manos sobre las rodillas. Y cogió aire para continuar. Virginia nunca había hablado públicamente de la herida tan profunda que ETA le hizo aquel maldito mes de octubre de 1991. Lo cuenta con dulzura pero sentada en el salón con ella pude sentir la tristeza antigua que parece acompañarla desde entonces. Virginia es la hermana de Irene Villa y la hija de María Jesús que aquel día iban juntas al colegio en un coche que ETA reventó con una bomba en Madrid. Sobrevivieron. Concentraron toda su energía en salir adelante. Y redoblaron su apuesta por la vida después perdonando y negándose a admitir el rencor en sus vidas.

¿Volver a los 90? (leer noticia)