Ir a contenido

Tras ganar la competición europea para la siguiente generación de superordenadores, el Barcelona Supercomputing Center (BSC-CNS) anuncia sus planes de futuro. El Marenostrum 5, el dispositivo más potente que haya acogido el centro, incluirá una plataforma experimental para crear tecnologías de supercomputación europeas. Es decir, procesadores autóctonos que garanticen la 'independencia tecnológica' europea. Así lo han anunciado este mismo lunes los responsables del centro de investigación, quienes han presentado de manera oficial el rumbo para la nueva etapa para el Centro Nacional de Supercomputación.

"El Marenostrum 5 será uno de los superordenadores más potentes del mundo" (leer noticia)