El interrogatorio incisivo del fiscal Eduardo Gutiérrez a la víctima de la violación múltiple ocurrida en febrero de 2019 en una fábrica abandonada de Sabadell ha provocado revuelo en el seno de la fiscalía, tanto para bien, como para mal. Desde esta institución se reconoce que este empleado público no estuvo acertado a la hora de conducir el testimonio de la joven, dando la apariencia de que, con determinadas preguntas, estaba poniendo en duda la versión de la denunciante. En varias ocasiones, la acusación pública le espetó: "¿Está usted segura?" Las fuentes del ministerio público censuran más la falta de tacto y empatía a la hora de interrogar, es decir las formas, que algunas de las cuestiones que planteó, como si sabía que los agresores habían usado preservativos o habían eyaculado.

Revuelo en la fiscalía por el interrogatorio incisivo a la víctima de la violación de Sabadell (leer noticia)