Ir a contenido

El presidente de Vox, Santiago Abascal, trata de quitar a su partido la etiqueta de ultraderecha y afirma que son "de extrema necesidad". Tras los resultados de las elecciones andaluzas del 2-D, Abascal afirma que no está preocupado en defenderse de estigmas: "Ni somos antifascistas ni fascistas, somos antipodemitas y anticomunistas", recalca, para luego volver a insistir en responsabilizar "a Pablo Iglesias de cualquier agresión que sufran nuestros dirigentes".

Santiago Abascal, sobre Vox: "Ni somos antifascistas ni fascistas, somos antipodemitas y anticomunistas" (leer noticia)