Ir a contenido

La niebla nos da la bienvenida a Waterloo, la ciudad belga donde Carles Puigdemont ha fijado su residencia desde hace más de un año. La casa donde vive es, también, la sede del Consell per la República, el órgano que el expresidente de la Generalitat quiere convertir en la dirección política del 'procés'. El ambiente es extraño, cotidiano, pero al mismo tiempo sobrio próximo e institucional. Una combinación extraña. Puigdemont baja con americana hacia las 9 de la mañana y empezamos una entrevista que durará tres horas largas.

Carles Puigdemont: "El discurso del Rey es un aval a Vox y a la ultraderecha" (leer noticia)