24 oct 2020

Ir a contenido

Patxi López dice que la cultura del acuerdo le viene de su origen vasco. En Euskadi, explica, el "pacto forma parte del ADN". Pero ahora López no está en Euskadi, donde fue el primer lendakari no nacionalista, sino en Madrid, un lugar en el que la crispación política ha alcanzado altísimas cotas en los últimos meses, sobre todo a raíz del estado de alarma para hacer frente al coronavirus. Diputado por Bizkaia, el dirigente del PSOE preside un organismo parlamentario trascendental: la comisión para la reconstrucción, creada para diseñar medidas para una España en plena crisis económica y social, recién salida del primer (y ojalá último) azote del coronavirus, con más de 28.000 muertos a sus espaldas. En parte por su procedencia geográfica, en parte por su papel institucional, pero sobre todo debido al convencimiento de que "los ciudadanos no lo perdonarían", López se muestra optimista sobre las posibilidades de llegar a un amplio acuerdo sobre las iniciativas a aplicar a corto, medio y largo plazo.

Patxi López: "Es inmoral hacer cálculos políticos en este momento" (leer noticia)