La octava noche consecutiva de protestas por el encarcelamiento de Pablo Hasél terminó en Barcelona de nuevo con volcado de contenedores y enfrentamientos entre los manifestantes y los Mossos d'Esquadra. Sin embargo, fueron de menor importancia que en jornadas anteriores, sobre todo porque la concentración principal, la de la plaza Letamendi, no superó las 200 personas.

Las protestas por Pablo Hasél decaen en la octava noche (leer noticia)