Ir a contenido

El diputado de ERC Josep Maria Jové, exnúmero dos de Oriol Junqueras, se ha negado este viernes a hacer una prueba caligráfica para descartar ser el autor de la agenda Moleskine con datos clave del 'procés' y tampoco ha querido someterse a una pericial de reconocimiento de voz, según fuentres judiciales. Jové estaba citado ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) para declarar por su presunta vinculación con los preparativos y la organización del referéndum unilateral del 1-O. Ha sido una declaración breve, ya que el dirigente republicano, que comparecía ante el TSJC por su condición de aforado, se ha negado a contestar las preguntas del fiscal y solo ha respondido a su abogada pero sin entrar ni en la agenda Moleskine ni en el documento 'Enfocats', considerado la hoja de ruta del proceso independentista.

Jové se niega a hacer una prueba caligráfica de la agenda Moleskine (leer noticia)