Ir a contenido

Barcelona en Comú ha denunciado la aparición "los dos últimos días" de pintadas amarillas en forma de lazo en la fachada de su sede, en la calle Marina, y ha lamentado que "un símbolo antirrepresivo sea usado con fines partidistas y intimidatorias". El partido ha difundido este lunes unas imágenes a través de Twitter y ha asegurado que defenderá "una Barcelona plural que afronta las discrepancias con diálogo".

Barcelona en Comú denuncia la aparición de pintadas amarillas "intimidatorias" en su sede (leer noticia)