Ir a contenido

El fallecido Bruno Ganz encarnó a Adolf Hitler en 'El hundimiento' y en uno de sus últimos trabajos, 'El vendedor de tabaco', interpreta a Sigmund Freud en la Viena de 1930, cuando empezaba a proyectarse la sombra ominosa del nazismo. El espléndido actor de 'El amigo americano', 'El cuchillo en la cabeza', 'Nosferatu' y 'La casa de Jack', auténtica memoria del cine de autor europeo de las cinco últimas décadas, destaca por encima de la puntillosa pero fría reconstrucción de la época en esta historia que cuenta la relación de Freud con un joven estanquero. Ganz otorga al viejo Freud una dignidad por encima de las imágenes del filme.

'El vendedor de tabaco': Freud en el estanco (leer noticia)