Ir a contenido

Qué difícil resulta encontrar dentro del cine español una comedia que realmente sorprenda. La mayoría se encargan de repetir los mismos esquemas hasta la saciedad, están protagonizadas por los mismos intérpretes e incluso tienen la misma fotografía. En ellas no hay riesgo, tampoco existe ni contraste ni profundidad, sino el más absoluto encefalograma plano.

'Yucatán': Estafadores en alta mar (leer noticia)