13 ago 2020

Ir a contenido

Hace casi siete años, Beyoncé hizo un punto y aparte en su carrera con 'Beyoncé', su álbum de sonido más rompedor y uno que iba a marcar su forma de lanzar discos de ahí en adelante. Este no era un simple álbum, sino un 'álbum visual', es decir, en el que cada pieza de música (e incluso alguna no incluida en el repertorio) tenía su correspondiente videoclip o corto. Repitió el experimento en el 2016 con 'Lemonade', su álbum de catarsis conyugal. Y ahora se vuelve a mostrar decidida a expandir su imaginería con 'Black is king', versión visual de 'The lion king: The gift', su disco de acompañamiento al 'remake' en imagen fotorrealista de 'El rey león' del año pasado. La película acaba de estrenarse en exclusiva en Disney+.

El nuevo festín audiovisual de Beyoncé (leer noticia)