Ir a contenido

"Estoy bien. Me han tratado bien". Con estas palabras, pronunciadas a pie de la escalerilla del avión de la Fuerza Aérea que lo trajo desde Turquía, Marc Marginedas se reencontró ayer con sus familiares y amigos en el aeropuerto del Prat, pasadas las 7 de la tarde. Atrás quedaba un infierno de casi seis meses en la dura guerra de Siria, pero no la pena por los compañeros que ha dejado atrás, entre ellos Javier Espinosa, del diario 'El Mundo', y el fotoperiodista Ricard Garcia Vilanova.

Marc ya está en casa (leer noticia)