Ir a contenido

El Parlamento británico quedó clausurado hoy para las próxima cinco semanas, tras negar por segunda ocasión al primer ministro, el conservador Boris Johnson, el adelanto electoral que reclamaba.