Ir a contenido

Al abandonar el vehículo, cerró ella misma la puerta del coche, algo que los miembros de la familia real británica nunca deben hacer.