Ir a contenido

El cantante canadiense agarró su guitarra y dedicó varios temas a su futura esposa, Hailey Baldwin.