Ir a contenido

El último fichaje del Barça tiene también su cara oculta. Yerry Mina, que costará 11,8 millones de euros, protagonizó en su día un episodio vergonzoso al aprovechar una macropelea al final de un partido de la Copa Libertadores para llevarse todo el equipo de un fotógrafo.

El día que Yerry Mina aprovechó una macropelea para robar unas cámaras (leer noticia)