Ir a contenido

Yosuke Ideguchi, Hotaru Yamaguchi e Hiroshi Kiyotake jugaron este 'peculiar partido' contra 100 niños repartidos por todo el terreno de juego con 90 jugadores de campo y 10 porteros. El encuentro finalizo con un 2 a 1 de los jugadores profesionales.