Estaba a punto de cumplir los 16 años cuando la Real Sociedad conquistó su último título. Imanol Alguacil siempre ha hecho gala de su gen txurri urdin y llegó a jugar en el primer equipo como lateral derecho. Treinta y cuatro años después de aquella Copa lograda en los penaltis ante el Atlético, el equipo de su corazón alcanzó de nuevo la gloria con aquel adolescente en el banquillo. Y encima contra el Athletic en la primera final entre los dos grandes del País Vasco de la historia.

La apoteósica celebración de Alguacil gritando en euskera tras ganar la Copa (leer noticia)