Ir a contenido

El juez ha enviado este jueves a prisión a los exjugadores Raúl Bravo y Carlos Aranda, a quienes los investigadores de la Unidad de Delitos Económicos y Violentos (UDEV) considera los cabecillas de la supuesta mafia acusada de amañar partidos de Primera y Segunda División del fútbol español. El fiscal solo había pedido para ellos prisión provisional eludible con fianza de 100.000 euros, pero Ángel de Pedro, titular del Juzgado de Instrucción nº 5 de Huesca, que investiga los hechos, ha dictado su ingreso en prisión tras negarse ambos a declarar.

Prisión para Raúl Bravo y Carlos Aranda, los dos presuntos cabecillas de la trama de amaño de partidos (leer noticia)