01 abr 2020

Ir a contenido

La llama olímpica llegará este viernes a Japón para iniciar un recorrido por todo el país que tendrá lugar sin presencia multitudinaria de público y entre dudas crecientes sobre si los JJOO de Tokio podrán celebrarse este verano debido al coronavirus. La llama será transportada en un avión que partirá este jueves desde Grecia y llegará al aeropuerto tokiota el viernes, antes de iniciar un trayecto por territorio nipón que promete ser uno de los más atípicos de la historia reciente de los Juegos por las medidas excepcionales contra el COVID-19. Estaba previsto que una delegación liderada por el presidente del comité organizador de Tokio 2020, Yoshiro Mori, y la ministra de los JJOO, Seiko Hashimoto, viajaran a la ceremonia de entrega de la llama en Atenas, pero este plan se ha visto alterado por las complicaciones del transporte aéreo derivadas del coronavirus. Y es que Grecia aplica una cuarentena obligatoria de dos semanas a todas las personas que lleguen al país procedentes del extranjero, al igual que hace Japón con todos los viajeros procedentes de 38 países europeos.

Incertidumbre con la llama olímpica (leer noticia)