Cuando la firma japonesa alada y Alberto Puig, máximo responsable deportivo de la escudería oficial Repsol Honda, decidieron, antes de que concluyese el Mundial-2020, el fichaje del catalán Pol Espargaró para la siguiente temporada como compañero de equipo del inigualable Marc Márquez, poseedor de ocho títulos mundiales, muchos especularon con que el pase de Álex Márquez, de 24 años, al equipo LCR Honda del expiloto italiano Lucio Cecchinello era más un descenso que un traspaso o traslado.

Àlex Márquez, el bicampeón que monta y desmonta su box (leer noticia)