Con mascarilla, como mandan los nuevos tiempos, los Reyes Magos han desembarcado esta noche en Barcelona en el pailebote Santa Eulàlia dispuestos a recuperar la ilusión de los que no daban mucho crédito a la ‘no cabalgata’ virtual que ha impuesto la pandemia. El tradicional recorrido por la ciudad no existió esta vez para evitar aglomeraciones y contagios, pero fue relevado por un meritorio espectáculo televisado que casi sacó más partido al Parc del Fòrum que aquel evento mundial de las Culturas 2004 para el que fue creado y que hoy ya pocos recuerdan.

Los Reyes Magos devuelven la ilusión desde la distancia en Barcelona (leer noticia)