Ir a contenido

Barcelona ha puesto en marcha desde este 2 de enero del 2020 -primer día laborable- la zona de bajas emisiones (ZBE) y a partir del mes de abril empezarán a imponerse multas de entre 100 y 1.800 euros a los vehículos más contaminantes que circulen por esta zona restringida. Con esta medida, las administraciones implicadas esperan reducir en un 15% los niveles de contaminación. La restricción y el sistema de vigilancia de cámaras que vela por el cumplimiento de la norma se aplica desde el 2 de enero, al ser el primer día laborable del año.

Así funciona la ZBE de Barcelona: todas las claves de la zona de bajas emisiones (leer noticia)