Técnica para miedosos

La interjección infalible para que un gato se largue de inmediato

La interjección infalible para que un gato se largue de inmediato
1
Se lee en minutos
Lola Gutiérrez

Hay gente a la que no le gustan los perros o los gatos o, simplemente, les tienen miedo y prefieren tenerlos lo más lejos posible. Es por eso que a veces hay personas que, cuando se les acerca una mascota de cuatro patas, salen corriendo o intentan alejarlos para evitar entrar en pánico.

Sin embargo, todos hemos oído la frase de que los animales "huelen el miedo" y cuanto más miedo te da un gato o un perro, más se te acercará. Es decir, impera la ley de Murphy: "Si algo malo puede ocurrir, ocurrirá". En este caso, "cuanto más quieras alejar a un animal de tu lado, más se te acercará". Pero hay un método para evitar esta situación incómoda.

¿Cómo ahuyentarlos?

Si eres amante de los mininos, puedes llamarlos, por ejemplo, bisbiseando o con voz dulce y rozando entre sí los dedos índice, corazón y pulgar.

Noticias relacionadas

Pero para ahuyentar a un felino, puedes usar una interjección. Lo más fácil es gritarles con tono firme alguna de las dos interjecciones más conocidas para ahuyentar a los gatos. Son estas: ¡zape! o ¡sape! 

Y si se dicen en el tono adecuado, los resultados están garantizados. Eso sí, es fundamental mantener un tono de voz firme y con autoridad. Si encima se acompaña de una pequeña patada en el suelo, mejor que mejor. El animal detectará enseguida que no es bienvenido y huirá.

Temas

Gatos Animales