Ir a contenido

SIGUE LA HUELGA INDEFINIDA

El acuerdo de Barcelona da alas a los taxistas de Madrid

Los huelguistas se proponen seguir con "más contundencia" hasta que la Comunidad ceda como la hecho la Generalitat

La policía detiene a tres manifestantes y se emplea fondo para evitar los cortes de carretera en medio de una tensión creciente

Manuel Vilaseró

Los taxistas de Madrid queman neumáticos a las puertas de Ifema.

Los taxistas de Madrid queman neumáticos a las puertas de Ifema. / CHEMA MOYA (EFE)

El acuerdo del taxi de Barcelona ha espoleado la protesta de los huelguistas madrileños. Tras entrar en el cuarto día de paro, se proponen seguir "con más fuerza" y programar acciones "más contundentes" hasta que el Ejecutivo regional ceda como lo ha hecho la Generalitat, según han anunciado las cinco asociaciones convocantes. Hasta el líder de la huelga de Barcelona, el presidente de Élite, Tito Álvarez, se ha desplazado a Madrid para contarles en directo las claves de su éxito. 

Hay consenso entre las entidades en que con la hora de precontratación de los VTC pactada por el Govern y el Ayuntamiento de Barcelona sería suficiente para satisfacer sus reivindicaciones y volver al trabajo. Incluso algunos se conforman con menos. El presidente de la asociación mayoritaria, Fedetaxi, Miguel Ángel Leal, se ha mostrado dispuesto a que en Madrid se establezca solo media hora, frente a la hora de Barcelona (15 minutos de la Generalitat a los que el Ayuntamiento sumará 45 más). En Madrid hay 7.000 licencias de VTC frente a 16.000 de taxi. La relación es casi de 2/1.

El problema, para los taxistas de la capital de España, es que el presidente regional, Ángel Garrido,  se ha encastillado en pasar la patata caliente a los ayuntamientos sin hablar hasta ahora con ninguno de ellos mientras culpa al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, de causar “el caos” al “hacer dejación de funciones”.

Un presidente sin nada que perder

Uno de los representantes de los taxistas considera que el hecho de que a Garrido el PP le haya descartado para la reelección le permite tener una postura más dura “porque no tiene nada que perder”.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, ha acusado a Garrido de haber desperdiciado lo casi cuatro meses desde que se traspasó sin hacer nada mientras estaba entretenido intentanto que el PP le nombrara candidato.

La reunión que han mantenido por la mañana de este viernes técnicos del Ayuntamiento de Madrid y de la Consejería de Transportes de la Comunidad ha abierto un cierto espacio a “la esperanza”. El encuentro lo ha propiciado la alcadesa, Manuela Carmena, al ofrecerse para mediar en el conflicto, pero el ejecutivo regional no lo ha querido elevar al nivel político, al menos de momento.

Ambas administraciones han quedado en citarse nuevamente. El consistorio está dispuesto a establecer un tiempo de precontratación siempre que el decreto del Ejecutivo regional les habilite para ello y establezca un mínimo, como se ha hecho en Catalunya.

Objetivo, pacificación, sin ceder 

Los huelguistas son concientes por otra parte de que están perdiendo la importante batalla de la imagen entre la opinión pública. Pero aunque su comité de huelga se esfuerza en controlar a los elementos más extremistas que han protagonizado actos violentos no acaba de lograrlo.

Un taxista ha sido detenido en la estación de Atocha y otros dos cuando un grupo intentaba cortar la M-40 cerca de Ifema donde se celebra Fitur. Esta vez la policía ha actuado com más contudencia ha impedido que los cortes de esta arteria vital duraran más de diez minutos. 

Los huelguistas también han protagonizado una marcha lenta, lo que llaman ‘caracolada’, tras concentrarse frente a la Asamblea de Madrid. A partir del viernes algunos se encadenarán y diez de ellos iniciarán una huelga de hambre.