Entrevista con un trío de actores

Miki Esparbé: "Mi personaje es el detonante de la trama de 'El inocente'"

El actor catalán, Juana Acosta y Martina Gusmán hablan de su trabajo en la serie de Netflix

Combo Teletodo

Combo Teletodo

Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

En una de las enrevesadas tramas de El inocente, la nueva serie de Mario Casas para Netflix basada en una novela del estadounidense Harlan Coben, coinciden tres personajes de armas tomar: Kimmy, Emma y Aníbal. La argentina Martina Gusmán (Buenos Aires, 1978), la colombiana Juana Acosta (Cali, 1976) y el catalán Miki Esparbé (Barcelona, 1983), los actores que los interpretan, explican cómo ha sido para ellos darles vida y trabajar por primera vez con Oriol Paulo, un director experto en inesperados giros de guion, como tan bien demostró en películas como Durante la tormenta, Contratiempo y El cuerpo.

Sus personajes en la serie tienen una historia común, porque coinciden en el mismo ambiente. 

Martina Gusmán: Sí. Kimmy es una bailarina argentina de pole dance que está dentro del club Paraíso, donde forman una familia bastante particular. Es un personaje muy aguerrido, empoderado, con un pasado supercrudo y un arco dramático superheavy, que busca una forma de reinventarse. Fue un gran desafío interpretarla tanto físicamente, por el tema del 'pole dance', como dramáticamente, porque cada escena que vive es superintensa.

Juana Acosta: Emma es una mujer fuerte, celosa, con mucho carácter, que cuando le hacen daño no perdona y que termina enamorándose de Aníbal, hasta que descubre que es el diablo y le toca atravesar situaciones muy complicadas y dolorosas. Busca una segunda oportunidad en su vida, como la gran parte de los personajes de esta serie, donde uno de los asuntos más importantes es el peso del pasado. Ella siente que ha hecho muchísimo daño y tiene una necesidad inmensa de redención, de salir de ese bucle. Fue un reto porque es un personaje que trae sorpresa. Ha sido un viaje muy estimulante y divertido precisamente por lo alejados que están estos personajes de nosotros.

Miki Esparbé: Aníbal es el polo opuestísimo a mí. Es un tipo muy oscuro, capaz de morder antes de que le muerdan, que solo se preocupa por el poder y el dinero, que se prioriza él y el resto le da un poco igual, se ponga quien se ponga por delante. Mi personaje, el de Juana y el de Martina están en una de la tres tramas principales. Y te voy a confesar una cosa que me dijo hace poco Uri (Oriol Paulo, el creador y director): que mi personaje es, de alguna manera, el detonante de toda la trama y participa, directa o indirectamente, en toda la historia de la serie.

El inocente es una serie de secretos, falsas apariencias, con personajes con muchas capas, que muestran una cosa, pero realmente son otra. 

Juana Acosta: Son personajes complejos, con muchos matices, con oscuridad, pero que buscan la luz. Y también dentro de la historia hay esa cosa coral de ir cambiando el punto de vista de los personajes para que el espectador pueda ver cuál elegir, a quién cree y a quién no. Y está el tema de la inocencia en crímenes accidentales que es algo que no he visto demasiado retratado en series y que a mí, personalmente, siempre me ha aterrado. ¡Qué pánico debe dar verse en una situación así!

Martina Gusmán: Y refleja cómo una situación puede cambiarte la vida en un instante. A todos los personajes hay algo que les cambia la vida, por haber tomado cierta decisión o por lo que sea.

Esta serie ha supuesto, para los tres, su primera experiencia profesional con Oriol Paulo, todo un experto en sorprender a la audiencia con los bruscos giros de guion de sus películas. ¿Cómo ha sido trabajar con él? 

Martina Gusmán: Es un director con mucho talento, que está muy cerca de los actores, pero que también tiene el proyecto cien por cien en la cabeza. Porque este era un proyecto inmenso en todos los sentidos, por lo grande y el puzle que implicaba la historia, lo coral que es y la cantidad de personas que había en el set. Y Oriol siempre era superdulce, te acompañaba con mucho talento y claridad.

Juana Acosta: Uri es un gran narrador. Tenía tan claros estos personajes... El inocente es una adaptación bastante libre de una novela de Harlan Coben. Hay que dejar claro que son personajes de ficción que no existen, pero Oriol los tenía a todos muy claros en la cabeza y nos los supo trasladar desde un lugar tan cercano y abonando el terreno para el trabajo con tanto mimo y amor... Se nota que ama lo que hace.

¿Para usted, Martina, ha sido su primer trabajo en España? 

Había rodado antes una película que se estrena ahora en mayo, El año de la furia, de Rafa Russo, pero El inocente es la primera serie que hago acá. Y ha sido una gran experiencia.

Miki Esparbé: ¡Y ahora no queremos que se vaya!

Juana Acosta: "Volver a trabajar con acento colombiano ha sido un regalo"

Juana, usted es colombiana aunque lleva muchos años viviendo en España, y Martina es argentina. ¿Creen que la producción audiovisual de las plataformas está potenciando la colaboración entre la industria española y la hispanoamericana?

Martina Gusmán: Por supuesto. Además, las plataformas buscan cada vez más esta cuestión multicultural y cosmopolita, esta diversidad de que pueden llegar a todo el mundo, con historias más universales, que generan identificación desde diferentes lugares a los espectadores de distintas partes del mundo. En ese sentido, creo que estamos en un buen momento por todo lo que está empezando a suceder.

Noticias relacionadas

Juana Acosta: Un momento en el que los actores pueden trabajar con su propio acento, que es una delicia. Para mí, por lo menos, poder volver a trabajar con acento colombiano ha sido un regalo. Llevo muchos años viviendo aquí y no es que no me guste trabajar con acento español, que lo tengo ya supercontrolado, pero cuando trabajas con tu acento hay una libertad expresiva que se agradece. 

Martina Gusmán: Además, se trata de lo que pasa en la vida real, en la que las personas vamos cambiando y migrando de un país a otro y nos encontramos cada vez más con una mezcla de conjunción multicultural. A mí me parece que eso también hace que los proyectos sean cada vez más cercanos a los espectadores.

Temas

Netflix Series