Estreno este viernes

Netflix monta un 'thriller' laberíntico para 'El inocente' Mario Casas

Oriol Paulo, director de 'Durante la tormenta' y 'Contratiempo', adapta un 'best-seller' de Harlan Coben

Aura Garrido y Mario Casas, en ’El inocente’.

Aura Garrido y Mario Casas, en ’El inocente’. / NETFLIX / QUIM VIVES

Se lee en minutos

Quien haya visto alguna de las películas de Oriol Paulo ('Durante la tormenta', 'El cuerpo', 'Contratiempo') sabe que uno nunca tiene que fiarse del todo de la primera impresión que causen sus personajes ni dar por hecho que su visión de la historia sea tal y como nos la han vendido. En cualquier momento, la trama puede dar un giro de 180 grados y dejar totalmente descolocado al espectador. El director catalán que ha causado furor en el mercado chino es todo un experto en hacer que el público vaya encadenando sorpresas con los guiones de sus proyectos, algo que también promete hacer con el estreno este viernes en Netflix de 'El inocente', su primera serie como 'showrunner' y productor después de haber dirigido capítulos de ficciones televisivas de TV-3 como 'Nit i dia' y escrito argumentos para 'El cor de la ciutat' y 'Majoria absoluta'.

Aunque está basada en el 'best-seller' homónimo del estadounidense Harlan Coben (que ha colaborado con Netflix en títulos como 'No hables con extraños', 'Safe' y 'Bosque adentro' y tiene más de una decena de acuerdos con la plataforma de 'streaming'), Paulo, coguionista junto a Guillem Clua (Premio Nacional de Teatro) y Jordi Vallejo, ha incorporado muchas variaciones a la historia original de 'El inocente'. Eso sí, para escribir los ocho episodios de la serie que él se planteó como si cada uno de ellos se tratara de "una minipelícula en sí misma" ha contado con la aprobación del propio autor, que ejerce aquí como productor. "Nos reunimos en Nueva York y le empecé a contar cómo veía yo la novela, cómo la iba a ordenar en la serie y los cambios que iba a hacer. La verdad es que Harlan y yo hablamos un poco el mismo idioma y conectamos rápidamente", confiesa a EL PERIÓDICO el director catalán, que ve muchos puntos en común entre su cine y los libros de Coben.

El resultado de su colaboración es un laberíntico 'thriller' que tiene un buen puñado de ingredientes para ser uno de los nuevos éxitos del gigante del 'streaming': suspense, tensión, personajes poliédricos y con muchas capas, choques entre el pasado y el presente, giros inesperados y un elenco con mucho tirón encabezado por el reciente ganador del Goya al mejor actor por 'No matarás', Mario Casas, en el que Paulo vuele a confiar después de haber formado tan buen tándem juntos en 'Contratiempo'. "En esta serie todos los personajes parecen esconder algo en referencia a su pasado y se ve a jugar constantemente con quiénes son realmente", avanza el intérprete, que da vida a Mateo, un joven que, nueve años atrás, acabó en la cárcel porque mató accidentalmente a otro chico en una pelea.

En el presente, tras salir de prisión, el protagonista ha rehecho su vida y parece que el futuro le sonríe junto a su mujer, Olivia (Aura Garrido), hasta que todo empieza a desmoronarse después de una inquietante llamada. A partir de aquí comienzan a presentarse todas las piezas que Paulo va sirviendo al espectador capítulo a capítulo para que vaya montando el complejo puzle que es 'El inocente'. "El espectador se va a preguntar en cada episodio quiénes son los buenos y los malos, si es que hay buenos y malos", subraya quien fuera el protagonista de películas como 'Tres metros sobre el cielo' y 'El fotógrafo de Mauthausen'. "La serie habla de las segundas oportunidades y de que no puedes enterrar del todo el pasado porque, si no lo resuelves, acaba volviendo", añade la actriz que se hizo famosa como la intrépida Amelia de 'El Ministerio del Tiempo'.

De EEUU a Barcelona

El otro dúo con más peso en la historia es el de una pareja de policías que solo tienen en común que se dedican a la misma profesión. Son la concienzuda inspectora Lorena Ortiz (Alexandra Jiménez), que investiga un caso que acabará salpicando a Mateo, y el veterano inspector Teo Aguilar (Jose Coronado) de la Unidad de Delitos Especiales, el 'poli malo' acostumbrado a moverse en las cloacas del Estado. "Ambos tienen un mismo objetivo pero maneras de abordarlo muy diferentes", apunta Jiménez, que habla de cómo su personaje bascula entre su "pulcritud" en el ámbito profesional, en el que tiene la necesidad "de poner las cosas claras", y una faceta personal con más contradicciones, porque está "llena de culpa, de sentimiento de abandono y de rabia". Mientras, Coronado también recalca "las luces y las sombras" del agente al que interpreta.

Noticias relacionadas

Juana Acosta, Miki Esparbé, la argentina Martina Gusmán, Gonzalo de Castro y Susi Sánchez (que se estrenan con Paulo) y Ana Wagener (que repite con él) son otros de los actores que figuran en el reparto, mucho más coral que en la obra de Coben. Otras de las variaciones que aporta el realizador catalán a la serie con respecto a la novela es que cada episodio pone el foco en uno de los personajes y que traslada la acción del EEUU del libro a la Barcelona que veremos en la ficción de Netflix. "La novela tenía referentes de la iconografía americana que aquí no tenemos, como iglesias y congregaciones católicas muy específicas del país que en España es difícil que reconozcamos", explica el director, que reconoce que le gusta tanto la capital catalana, que intenta darle presencia en casi todo lo que hace.

En este caso, por ejemplo, el rodaje fue en la ciudad y alrededores, sin salir nunca de la provincia. "Oriol tenía muy clara la voluntad de arraigar la serie a España, no dejarla en ese sitio fílmico geográficamente indeterminado donde a veces dejamos el género del 'thriller'", destaca otra de las productoras, Sandra Hermida, habitual colaboradora en las películas de Juan Antonio Bayona, que vuelve a trabajar con Paulo después de 'Contratiempo' y 'Durante la tormenta', dos títulos que arrasaron en China. El director ya está inmerso en un nuevo proyecto, ahora de nuevo en el cine, adaptando otra novela, 'Los renglones torcidos de Dios', de Torcuato Luca de Tena.