26 nov 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Un masaje a 'Mister Billionaire'

Ferran Monegal

 Motos entrevistó a Flavio Briatore (A-3 TV).

 Motos entrevistó a Flavio Briatore (A-3 TV).

Y de pronto Pablo Motos (El hormiguero, A-3 TV) nos anuncia que va a conectar con Mónaco y le va a hacer una entrevista a Flavio Briatore. ¡Ah! Interesante decisión. Aunque Briatore no es una celebrity para consumo de las masas en España, tiene connotaciones de actualidad resaltables. A este playboy empresario, exdirector del equipo Renault, expulsado de la Fórmula 1 hace años , y actualmente dueño de los Club Billionaire en Cerdeña, Montecarlo, Estambul y Dubái, este curioso personaje en Italia también es conocido como «El Trump italiano», apelativo al que él suele responder diciendo: «La comparación con Trump me honra». Ha sido noticia este verano, en agosto concretamente, porque dio positivo en covid y según la prensa italiana compartió clínica con su amigo Silvio Berlusconi porque al parecer ambos se infectaron en una de las controvertidas fiestas bunga-bunga que organiza en Porto Cervo, en la Costa Esmeralda.

En lo que a España se refiere, Briatore también tiene en Marbella, desde el 2012, su Club Billionaire, inauguración a la que asistió la crème de los millonarios patrios, entre ellos –según informó el acreditado portal Marbella Chic– su amigo Alejandro Agag, yerno de Aznar. ¡Ah! A la vista de currículo tan fastuoso la entrevista podría haber sido para mojar pan, es indudable. Pero fue una cosa extraña. Se refirió un momento a Fernando Alonso celebrando que regrese a Renault y dándole ánimos, pero toda la entrevista, toda ella,  fue una especie de ji-ji ja-ja, una espuma, un masaje, una devota admiración ante vida tan lujosa, y una advertencia del propio Briatore a los pobres espectadores que le mirabamos: «Cuando me compro un Ferrari la gente lo que hace es ir con una llave y rayármelo. La envidia es muy mala». Hombre, no he acabado de entender este jacuzzi que le han montado a Mister Billionaire, celebrando su opulencia pero silenciando todo lo turbio colindante. Tratándose de un programa infantil, quizá ha sido para que los niños no se asustasen.

Hay otras entrevistas en la tele. Pasan inadvertidas pero nos alimentan mucho más. El otro día Cristina Pardo (La Sexta) le preguntó al profesor José Antonio Marina si los políticos debían esforzarse en ser empáticos con los ciudadanos. Contestó: «Cuidado. Los que trabajan mejor la empatía son los timadores. Establecen con la gente una empatía fantástica. Por eso se aprovechan de ti». ¡Ahh!