Ir a contenido

POLÉMICA SOCIAL

Netflix se suma al boicot a las leyes antiabortistas de EEUU

La plataforma de televisión se plantea dejar de grabar sus producciones en estados como el de Georgia

Manifestación en Nueva York, el pasado 21 de mayo, contra las nuevas leyes antiabortistas, aprobadas en varios estados de EEUU.

Manifestación en Nueva York, el pasado 21 de mayo, contra las nuevas leyes antiabortistas, aprobadas en varios estados de EEUU. / JEENAH MOON (REUTERS)

El giro a la derecha más extrema que ha provocado la llegada a la Casa Blanca Donald Trump ya ha entrado a fondo uno de los temas más polémicos en la sociedad estadounidense: el aborto. Así, el anuncio de la aprobación de leyes antiaborto en los últimos meses en varios estados de EEUU, como los de Alabama y Georgia, ha provocado una guerra política, en la que también han entrado asociaciones civiles, actores y actrices  y empresas del sector audiovisual como Netflix.   

Así, la conocida plataforma digital se sumó este martes, 28 de mayo, a la lucha que varias organizaciones han emprendido contra las nuevas leyes antiaborto, como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés), para presentar un recurso contra la ley aprobada recientemente en Georgia, donde el gigante de contenidos audiovisuales produce varias de sus series y películas más famosas.

Estas leyes consideran ilegal toda interrupción del embarazo si se detecta el latido del corazón fetal, algo que puede suceder a la sexta semana, cuando en algunos casos la mujer todavía ni siquiera sabe que está embarazada.

Además, el jefe de contenidos de Netflix, Ted Sarandos, adelantó en un comunicado enviado en exclusiva a la revista 'Variety' que su empresa podría plantearse dejar de grabar en ese estado si la legislación antiaborto entra en vigor.

"Tenemos a muchas mujeres trabajando en producciones en Georgia cuyos derechos, junto a los de millones de otras mujeres, serán severamente restringidos por esta ley", declaró Sarandos en la nota. "Dado que la legislación aún no ha sido implementada, seguiremos filmando allí -prosiguió el directivo-. Al tiempo que apoyaremos a los socios y artistas que decidan no hacerlo". Pero, "si alguna vez entrara en vigor (la ley antiaborto), reconsideraríamos toda nuestra inversión en Georgia", advirtió.

El estado sureño se ha convertido en uno de los principales escenarios de grabación para la industria cinematográfica, que emplea a unas 90.000 personas en Georgia, gracias a las ventajas fiscales que ofrece a estudios y productoras.

Netflix, en concreto, ha filmado en Georgia la última temporada de la exitosa serie 'Stranger Things', además de producciones como 'Ozark' o 'Insatiable'.

Sin embargo, desde que su gobernador, Brian Kemp, firmó la ley antiaborto algunas figuras de la industria han llamado al boicot a ese estado, como los intérpretes Alyssa Milano (casualmente, protagonista de 'Insatiable') o Jason Bateman y productores como Nina Jacobson y David Simon.

Junto a Netflix, el gigante del comercio electrónico, Amazon, anunció recientemente que reubicará fuera de Georgia las localizaciones de grabación de su serie 'The Power', una decisión que también tomó la productora Lionsgate con 'Barb and Star Go to Vista Del Mar'.

La polémica ley antiaborto de Georgia es una de las más restrictivas de EEUU y ahora mismo está paralizada por un tribunal, que declaró la norma inconstitucional respecto a la Carta Magna de ese estado y la libertad de las mujeres.

Temas: Aborto Netflix