Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Miguel Gila que estás en el cielo, en silencio

Ferran Monegal

Wyoming homenajeó a Gila (La Sexta).

En el centenario de su nacimientoMiguel Gila ha recibido el tributo de El intermedio (La Sexta). Wyoming le ha llamado por teléfono al cielo, y Gila se ha puesto. O sea que está allí. Celebro el enfoque de la llamada: era Wyoming el que le contaba cosas, y no al revés. Le explicaba que en España ha vuelto la extrema derecha, que Franco continúa en el Valle de los Caídos y que a los que «fusilaron bien» (guiño al humor negro) siguen en las cunetas. Y Gila escuchaba en silencio. No dijo ni pio en todo el sketch.

¡Ah! Aplaudo la construcción de este in memoriam. Han sido respetuosos con lo que los juristas llaman Memoria defuncti Derecho al honor post mortem.  No han caído en la tramposa tendencia de especular con las ideas del muerto, manejánndolas para hacerlas coincidir con lo que al vivo le interesa, una práctica que es muy habitual en los opinadores televisivos por cuenta ajena.

A veces, muy raramente, la estrategia de manejar supuestas ideas de un difunto se hace con un fin honesto. Es muy conocida, y todavía objeto de polémica, la cita que protagonizó Fernando Fernán Gómez en el documental La silla de Fernando, de David Trueba, cuando aseguró haber escuchado a Gila decir en la tele: «Yo no soy patriota porque el patriotismo es un invento de las clases poderosas para que las clases económicamente inferiores defiendan los intereses de los poderosos». Y Fernán Gómez añadía: «Después de escucharle, mi admiración por él creció mucho». ¡Ah! Esa frase que supuestamente dijo Gila es muy buena. Es certera. Ha cuajado. Estimables criaturas televisivas, como Jordi Évole en el 2012, en El hormiguero, la citan con gran emoción. Pero los grandes estudiosos de Gila ya declararon hace tiempo (El PaísVerne, octubre 2017) que no les consta que Miguel Gila la dijese alguna vez.

En mis cuadernos tengo una anotación curiosa, verídica totalmente, de agosto de 1999, cuando Gila le dijo a Pedrito Ruiz (La noche abierta, TVE): «La política me aburre. Hice un dibujo el otro día de un señor que va al médico porque no puede dormir,  y el doctor le dice: aquí le doy un vídeo del debate del Estado de la Nación. ¡Dormirá usted como un tronco!».

¡Ahh! Celebro el golpe de Wyoming contándole cosas a Gila por teléfono, y Gila escuchando desde el cielo, en silencio. Por cierto, Wyoming también pidió hablar con Dios, y Dios no se quiso poner.