21 oct 2020

Ir a contenido

estreno el viernes

Netflix recupera a la Sabrina más gótica y oscura

'Las escalofriantes aventuras de Sabrina' está protagonizada por Kiernan Shipka

Marisa de Dios

Imagen de ’Las escalofriantes aventuras de Sabrina’. 

Imagen de ’Las escalofriantes aventuras de Sabrina’.  / NETFLIX

La telecomedia Sabrina, cosas de brujas, amenizó muchas sobremesas de Antena 3 a finales de los años 90. Protagonizada por Melissa Joan Hart, la serie estaba protagonizada por una adolescente mitad bruja, mitad humana, que vivía con sus dos tías y con un gato parlanchín, Salem, aficionado a los chistes fáciles. Netflix recupera a partir de este viernes 26 de octubre al mismo personaje, surgido del universo Archie Comics en los años 60, en una serie que poco tiene que ver con su predecesora, Las escalofriantes aventuras de Sabrina.  

Protagonizada por Kiernan Shipka, la madura hija de Don Draper en Mad Men, la ficción de Netflix nos presenta a una Sabrina más gótica y oscura, estudiante en el instituto Baxter High de Greendale, el pueblo en el que parece que siempre es Halloween gracias a la tétrica atmósfera que lo envuelve, con un look muy de cómic. La localidad tiene un pasado muy marcado por las brujas, comunidad a la que pertenecen las tías de la protagonista, la estricta Zelda (Miranda Otto) y la maternal Hilda (Lucy Davis).

16º cumpleaños

A punto de cumplir 16 años, Sabrina tendrá ahora que tomar la decisión más importante de su vida: decantarse por un futuro como bruja, al que la empuja su familia paterna, o por una existencia como simple mortal, lo que le permitiría continuar su noviazgo con Harvey (un Ross Lynch sin el rubio casi platino de la serie de Disney Channel Austin y Ally) y con el resto de sus amistades. Pero las fuerzas del mal, encarnadas por el Señor Oscuro, están dispuestas a llevársela a su terreno.

Aunque la intriga y el terror son los puntales de la serie, con asesinatos, pactos con el diablo y siniestros personajes de por medio con reminiscencias a La semilla del diablo El exorcistaLas escalofriantes aventuras de Sabrina también está salpicada de ciertas notas de humor (negro, por supuesto), sobre todo a través de la particular relación entre Zelda y Hilda. Porque, a pesar de que la serie cuenta con una protagonista absoluta, los personajes secundarios enriquecen mucho la trama. 

Aparte de las tías y el novio de Sabrina (un Harvey que no tiene nada del bobalicón de Sabrina, cosas de brujas), están la profesora poseída, el ambiguo primo hechicero Ambrose, el ambicioso Sumo Sacerdote de la Iglesia de la Noche, el siniestro trío de las hermanas extrañas y las dos mejores amigas de la protagonista, una de las cuales sufre acoso escolar.

Del creador de Riverdale

El responsable de este macabro universo es el estadounidense de orígenes nicaragüenses Roberto Aguirre-Sacasa, que ya supo trasladar con éxito a la pequeña pantalla los misterios de Archie en Riverdale (a la que se hacen guiños en Las escalofriantes aventuras de Sabrina) y que es también el director creativo de Archie Comics.

Y sí, el gato Salem aparece, pero no esperen ningún chiste.

Temas Series Netflix