Ir a contenido

TELE FANTÁSTICA EN SITGES

Sabrina y novio renacen en clave de terror en Netflix

Kiernan Shipka, la Sally de 'Mad men', y Ross Lynch, antigua estrella Disney, presentan en Sitges la nueva serie sobre la famosa bruja adolescente

Juan Manuel Freire

Kiernan Shipka y Ross Lynch, fotografiados este domingo en Sitges, antes de presentar ’Las escalofriantes aventuras de Sabrina’

Kiernan Shipka y Ross Lynch, fotografiados este domingo en Sitges, antes de presentar ’Las escalofriantes aventuras de Sabrina’ / DANIEL LEÓN

Entre los personajes del longevo universo Archie Comics, quizá el más conocido en nuestro país sea el de la medio bruja, medio humana Sabrina Spellman, sobre todo por la adaptación televisiva 'Sabrina, cosas de brujas', un clásico de las sobremesas de tiempos lejanos y más inocentes.

Spellman regresará a nuestras pequeñas (o ya no tanto) pantallas en breve, el 26 de octubre, con una serie de Netflix que poco o nada tiene que ver con la 'sitcom' de los 90. Su creador es Roberto Aguirre-Sacasa, quien después de conducir a los personajes seminales de Archie hacia el neo-noir en la exitosa 'Riverdale', ha urdido una 'Sabrina' más oscura, más terrorífica, más sexi, a partir de la sorprendente serie de tebeos que él mismo inició en el 2015, cuyo primer volumen recopilatorio ha lanzado aquí Norma.

'Las escalofriantes aventuras de Sabrina' presenta al personaje en un momento delicado de su existencia, cuando, a punto de cumplir los 16, debe elegir entre su vida normal (y su novio normal, Harvey Kinkle) o la vida como bruja, que tiene sus sobrenaturales ventajas. No podemos entrar en detalle en el argumento (órdenes de Netflix), pero podemos asegurar acción, humor, terror, romance: ¿qué más se puede pedir?

Cuando Jeffrey encontró a Sally... 

La nueva Sabrina y el nuevo Harvey han visitado hoy el festival de Sitges, donde se ha podido ver el primer episodio de la serie; en la pantalla estelar del Auditori, nada menos. Ella es Kiernan Shipka, más conocida entre los seriéfilos como Sally Draper, hija de Don Draper, antihéroe de 'Mad men'. Para los espectadores más jóvenes quizá sea una desconocida; para sus padres, es leyenda. "Me hace ilusión rodar con gente de mi edad y para gente de mi edad", nos cuenta Shipka. "Crecí haciendo una serie en la que yo tenía 8 años, y el resto de la gente, no menos de treinta".

Él es Ross Lynch, antigua estrella Disney (de la serie 'Austin y Ally') y artista pop-rock (ex-R5, ahora en The Driver Era). Entre el público de Sitges, quizá más conocido como el joven 'carnicero de Milkaukee' de 'My friend Dahmer', proyectada aquí el año pasado. Fue la película que Kiernan vio la noche antes de su prueba con Ross. "Ah, ¿sí? ¿En serio?", dice él sorprendido. "En serio… ¡Lo que no iba a hacer era ver entera 'Austin y Ally' en una noche!". "No, no, claro", dice Ross, quien solo vio 'Mad men', admite, tras conocer a Kiernan.

Curtidos en el terror

No solo Lynch tiene experiencia en el terror (o el casi terror: 'My friend Dahmer' acababa justo antes del primer asesinato). Shipka rodó hace unos años la turbadora 'La enviada del mal' bajo la dirección de Osgood Perkins, hijo de Anthony. Pero ninguno de los dos busca deliberadamente los proyectos de género. "Yo solo me dejo llevar por lo que me atrae en cada momento", dice Shipka. "He tenido la suerte de participar en dos grandes proyectos de terror, pero sin buscarlo, en realidad".

Lo mismo dice Ross, quien, además, se declara medio alérgico a las pelis de miedo: "No veo muchas, en realidad, porque después me cuesta dormir. Pero me gusta formar parte del proceso, porque en este género puedes tomarte libertades creativas, al contrario que en muchos otros".

Una serie feminista

Si Shipka quiso unirse a 'Las escalofriantes aventuras de Sabrina' fue, en gran medida, por el componente feminista del guion de piloto que le presentó Aguirre-Sacasa: "Suelen interesarme los proyectos con personajes femeninos sólidos, no unidimensionales. Creo que esta serie tenía ese ángulo feminista desde el principio, pero introducido de forma natural. También es el resultado orgánico de tener mujeres escribiendo guiones y trabajando en el set".

Nuestra entrevistada es una gran fan de 'Riverdale' (es Ross quien lo revela) y espera que, en algún momento, los personajes del éxito de The CW (aquí Movistar+) crucen sus caminos con Sabrina, Harvey y compañía. "Tendría que ser la historia adecuada, en el momento adecuado. Me encantan esos chicos y estaría muy bien encontrar la forma de hacerlo creíble y guay".