tú y yo somos tres

«La flecha está en el arco»

Pedro J. Ramírez, invitado estrella en ’La Sexta noche’.

2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Ha estrenado La Sexta su programa de debate (La Sexta noche). ¡Ah! No parece que esta iniciativa sea solo para intentar frenar un poco la relevancia deEl gran debate de T-5, sino también para dotar a las parrillas televisivas del Imperio Planeta de un programa de controversia y polémica sobre la actualidad -no solo política-, ejercicio que en la cadena insignia del grupo (A-3 TV) no se atreven todavía. El presentador, moderador y entrevistador de este nuevo programa esIñaki López. Es una criatura rápida, suelta y con un endiablado sentido del ritmo. A pesar de hablar a una velocidad propia de los circuitos de fórmula 1, se entiende lo que dice, lo cual es un resaltable prodigio. No cae los amaneramientos lingüísticos, tan impostados y embarullados, de la asistenta deJordi Gonzálezen el debate de T-5, la posturistaBarneda, lo cual es de agradecer. Y aunque es verdad queIñakino ha adquirido todavía el aplomo y la destreza deJordi, su debut ha sido espectacularmente fluido. Sobre los opinadores o debatientes cabe resaltar aMiguel Ángel Revillay a la abogadaPaloma Zorrilla. Conforman un dúo muy atractivo.Revillaes de una contundencia agropecuaria fascinante; y en el tema estrella de la noche, o sea,Bárcenasy el PP, estuvo aplastantemente lúcido.Zorrillaquería persuadirnos de queBárcenases alguien que nada tiene que ver con el PP, y consiguió un contraste televisivamente sugestivo, por su patetismo. El fichaje deRocío Aguirre, hermana deDoña Espe, no ha estado a la altura de las expectativas generadas: parece buena persona, pero por ahora no ha demostradopunchtelevisivo. Ni discurso.

El gran golpe de la noche fue la entrevista aPedro J. Ramírez. Recibido con honores de jefe de Estado -cámaras en el exterior inmortalizando su llegada al edificio-, realizó una jugosa disección del caso Bárcenasy su onda expansiva. Advirtió:«Rajoy quizá se vea obligado a hacer una crisis de Gobierno caso de que algunos ministros hayan recibido sobresueldos». Ojo a este aviso:Pedro J. no suele dar nunca puntada sin hilo. Acerca de las presiones que recibe, dijo:«A mí ya no me presiona nadie. Hace tiempo que nos han dejado por imposibles (..) Si la flecha está en el arco, debe partir. Ni el Presidente del Gobierno, ni el sursuncorda, pueden impedirlo». Hermosa cita la de la flecha en el arco. Así titulóRafael Sánchez Ferlosiosu artículo en el primer número de la revistaClaves. ¡Ah! Es curiosísimo.