Silicon Valley

El consejero delegado de Twitter admite incertidumbre tras la compra de Musk

  • El directivo también indicó que no sabe qué pasará con el actual veto en la red social al expresidente de Estados Unidos Donald Trump

El consejero delegado de Twitter admite incertidumbre tras la compra de Musk
1
Se lee en minutos
EFE

El consejero delegado de Twitter, Parag Agrawal, admitió este lunes que existe incertidumbre acerca de lo que ocurrirá una vez finalice la operación de compra de la red social por parte del hombre más rico del mundo, Elon Musk.

Según publicó el medio especializado The Verge, el máximo directivo de Twitter respondió a preguntas de los empleados en una vídeollamada tras conocerse que la empresa había aceptado la oferta de compra por parte del multimillonario sudafricano por 44.000 millones de dólares.

"Existe incertidumbre acerca de lo que ocurrirá una vez se cierre el acuerdo", dijo Agrawal a los trabajadores, según el citado medio.

El directivo también indicó que no sabe qué pasará con el actual veto en la red social al expresidente de Estados Unidos Donald Trump (2017-2021) y reiteró que "este es un período de incertidumbre" y que la junta directiva no dispone de todas las respuestas.

Agrawal también dijo que "en estos momentos" no se prevén despidos pero evitó comprometerse de cara al futuro, y tampoco aclaró si él seguirá al frente de la compañía.

Musk, que es consejero delegado de Tesla y tiene más del 9 % del accionariado de Twitter, lanzó el 14 de abril una oferta de compra tajante, "la mejor y última", a razón de 54,20 dólares por acción que finalmente son los que pagará a través de una entidad.

Pero hasta que hoy se cerró el acuerdo han pasado once días en los que la junta directiva, inicialmente reacia, tomó una medida para protegerse y ganar tiempo, y el propio Musk suavizó sus amenazantes términos, prestándose a negociar y ofreciendo 46.500 millones en financiación.

Noticias relacionadas

El empresario de origen sudafricano, muy aficionado a esta red social, se ha presentado como un defensor de la "libertad de expresión" en la plataforma y ahora parece llevar esa misión por bandera en su nueva conquista, de la que ha ofrecido muy pocos detalles.

"La libertad de expresión es el cimiento de una democracia funcional y Twitter es la plaza digital del pueblo donde se debaten los asuntos vitales para el futuro de la humanidad", dijo el nuevo dueño de la empresa en su primer mensaje, acompañándolo de "emojis" de cohetes y corazones.