Ir a contenido

Inteligencia artificial

Johann Sebastian Bach: Así se juega con el 'doodle' dedicado a Bach

Google utiliza la inteligencia artificial para conmemorar los 334 años del nacimiento del compositor alemán

El Periódico

Johann Sebastian Bach, en el ’doodle’ de Google.

Johann Sebastian Bach, en el ’doodle’ de Google.

Johann Sebastian Bach está considerado el último gran compositor clásico del periodo barroco. ‘Genio’ sería la palabra correcta para describir la figura de este organista, clavecinista, violinista, violista, maestro de capilla y cantor alemán que hoy, a conmemorarse sus 334 años de su nacimiento, sigue deslumbrando.  

Y en su memoria Google, aplicando la inteligencia artificial, elaboró el primer doodle con esta herramienta para celebrar su cumpleaños y permitirnos, desde la comodidad de nuestros ordenadores y móviles, generar armonías para cualquier melodía al estilo barroco. También puedes descargar la composición resultante como un archivo MIDI o compartirla con amigos.

Google usó el aprendizaje automático para analizar las armonías de más de 300 composiciones de Bach, replicando los patrones que encontraron para ajustarse a la melodía sugerida por el usuario.

Hecho en colaboración con los equipos Google Magenta y Google PAIR, el doodle es una experiencia interactiva que anima a los jugadores a componer una melodía de dos medidas de su elección. Con solo presionar un botón, el Doodle utiliza el aprendizaje automático para armonizar la melodía personalizada con el estilo de música de Bach (o un híbrido de estilo rock de los 80 de Bach).

Proceso de creación

Según refiere Google, el primer paso para desarrollar el doodle fue crear un modelo de aprendizaje automático para potenciarlo. “El aprendizaje automático es el proceso de enseñar a una computadora a encontrar sus propias respuestas al mostrarle muchos ejemplos, en lugar de darle un conjunto de reglas a seguir, como se hace en la programación tradicional de computadoras”, explicaron.

El modelo utilizado en el doodle para conmemorar a Johann Sebastian Bach fue desarrollado por Anna Huang, residente de Magenta Team AI, quien desarrolló Coconet: un modelo versátil que se puede usar en una amplia gama de tareas musicales, como armonizar melodías o componer desde cero.

Específicamente, explica Google, Coconet recibió capacitación en 306 de las armonizaciones de coral (una obra para 4 voces: soprano, contralto, tenor y bajo) de Bach.

Johann Sebastian Bach. 

Sus corales siempre tienen cuatro voces, cada una con su propia línea melódica, mientras crean una rica progresión armónica cuando se tocan juntas. “Esta estructura concisa los convirtió en buenos datos de entrenamiento para un modelo de aprendizaje automático”, precisaron.

Los ingenieros de PAIR usaron TensorFlow.js para permitir que el aprendizaje automático ocurriera completamente dentro del navegador web (en lugar de hacerlo utilizando toneladas de servidores, como tradicionalmente lo hace el aprendizaje automático).

Johann Sebastian Bach y su rápido encuentro con la música

Bach era un hombre humilde que componía música a un ritmo prolífico y atribuyó su éxito a la inspiración divina y una ética de trabajo estricta. Vivió para ver solo un puñado de sus obras publicadas, pero más de 1.000 que sobrevivieron en forma de manuscrito ahora se publican e interpretan en todo el mundo.

La reputación de Bach se disparó después del "resurgimiento de Bach" del siglo XIX, a medida que el mundo de la música adquiría un nuevo aprecio por su uso innovador de la armonía de cuatro partes, las modulaciones de la clave y el dominio del contrapunto y la fuga. Quizás la mejor medida de su legado es su impacto en otros artistas, que van desde lo clásico hasta lo contemporáneo a lo largo de los siglos.

Sin embargo, los músicos no fueron los únicos afectados por la música de Bach. Después del lanzamiento de la sonda de espacio profundo Voyager 2, el científico y autor Lewis Thomas sugirió que la raza humana transmita su música a los confines más alejados del sistema solar. "Votaría por Bach, toda Bach", escribió. "Estaríamos jactándonos, por supuesto".