Ir a contenido

DOS MESES DESPUÉS

Interior vacía la cárcel de Archidona y reubica a los últimos migrantes en otros CIE

Las oenegés explican que los que no pudieron ser deportados fueron conducidos a Madrid y Barcelona

Julia Camacho

Fotografía facilitada por el Ministerio del Interior de la cárcel de Archidona (Málaga) donde se trasladan a los inmigrantes que han llegado a las costas de Murcia.

Fotografía facilitada por el Ministerio del Interior de la cárcel de Archidona (Málaga) donde se trasladan a los inmigrantes que han llegado a las costas de Murcia. / EFE

La cárcel de Archidona (Málaga) ya no acoge a inmigrantes. El Ministerio de Interior ha vaciado las instalaciones una semana antes de que venciera el plazo de internamiento dictado por los juzgados de Murcia para los 572 migrantes, rescatados en el Levante español a mediados de noviembre, y hubiera que dejarlos en libertad. El grueso había sido ya deportado a Argelia, su lugar de procedencia, y el grupo que todavía permanecía en el centro malagueño ha sido conducido a otros Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE). Según las oenegés que han estado en contacto con los migrantes, en Cádiz, Madrid y Barcelona.

Interior defendió este miércoles que la reconversión de la prisión –que ni siquiera tenía canalización de agua— fue la respuesta a “una emergencia humanitaria excepcional que no se producía en nuestro país en una década”. E insiste en que se escogió esta opción, avalada por la Fiscalía, frente a la de “levantar campamentos temporales, como se ha hecho en otros países, que no garantizaban unas mínimas condiciones dignas de vida”. Tras la marcha de los indocumentados, “ahora se procederá a reparar los daños que se han producido para que en las próximas semanas este centro pueda funcionar como centro penitenciario” en las próximas semanas, tal y como estaba previsto inicialmente.

Las oenegés han celebrado la salida de los migrantes, entre ellos un menor que ayer mismo fue puesto bajo tutela de la Junta de Andalucía tras dos meses encarcelado. Desde la Plataforma Ciudadana contra el CIE de Archidona apuntaron que los traslados ponen en evidencia que “la cárcel no era el lugar apropiado para mantener a los migrantes” y que el Ejecutivo español carece de un plan de acogida, “porque hay alojamientos” alternativos y otras medidas contempladas en la Ley de Extranjería, que prohíbe expresamente el régimen carcelario.

Asimismo, las asociaciones hacen hincapié en la opacidad de las actuaciones de Interior, ya que las rápidas deportaciones han dificultado tramitar peticiones de asilo o incluso la toma de declaración a testigos de las agresiones a manos de la Policía registradas en la prisión. Unos testimonios con los que quieren retratar el clima de tensión vivido por los migrantes, entre ellos Mohamed Bouderbala, que falleció ahorcado hace quince días.  

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.